¿Cuánto cuesta un vídeo de boda?

¿Cuánto cuesta un vídeo de boda?

4.5/5 - (29 votos)

Precios de vídeos de boda post-covid. Lo que debes saber

Has llegado hasta aquí seguramente porque quieres encontrar respuesta a las preguntas ¿Cuánto vale realmente un video de boda? o ¿qué parte del presupuesto de nuestra boda debo destinar al vídeo?. ¿Han cambiado los precios por todos los sucesos derivados de la Covid-19 y la guerra de Ucrania? (sí, es la respuesta a esto último) Reescribo este post para 2022 y años posteriores y para España principalmente.  Como videógrafo profesional, con mi experiencia creo que puedo ayudarte a elegir de entre distintos presupuestos para videos de bodas, los que se ajusten realmente a vuestras necesidades y expectativas. En definitiva a conocer los precios de videos de bodas, dependiendo que lo que seas capaz de «ver qué se te ofrece» en los Trailer que visiones.

Elaborar un presupuesto para una boda no es tarea sencilla. Saber sacar el máximo partido a vuestro dinero hará que el día en sí sea un éxito. Y hará que los recuerdos que deben permanecer para siempre (foto y vídeo) se conviertan en lo que deben ser: un legado para vosotros y vuestra familia.

Si ya llevas tiempo organizando tu boda, habrás visto que encontrar un buen fotógrafo parece relativamente sencillo. (Por cierto, que nadie como un videógrafo para conocer y aconsejarte sobre buenos fotógrafos por rango de precios). Hay excelentes profesionales en todas las provincias de España. Es un trabajo valorado, asentado y por eso mismo tienes tantas buenas opciones. ¿Por qué entonces con el videógrafo de bodas no ocurre lo mismo?. Puede pasarte que tengas que buscarlo lejos del lugar de celebración de tu boda si quieres algo realmente especial y no lo encuentras cerca, porque la calidad no abunda. Aunque sí la cantidad, pues continuamente fotógrafos o no profesionales «prueban» a ver qué tal se les da el vídeo….

Hacer y editar un buen vídeo, con sentido narrativo y perfecto de imagen, color, encuadre, ritmo, sonido etc. no es algo que pueda aprenderse en pocas semanas o pocos meses. Es el fruto de años, tratando de mejorar día a día.

La importancia de un buen vídeo de boda. ¿Qué lo hace difícil de encontrar?

Muchos de los fotógrafos con los que hablo semana tras semana, cuando me ven sonorizar en 2 o 3 sitios diferentes, colocar cámaras (2 o 3 en algunos casos), «enganchar» un gimbal, trípodes, planificar, terminan diciendo algo así como «vaya lío lo del vídeo ¿no? ¡Qué locura!». No tiene nada que ver ir cámara en mano como hacen los 1 o 2 fotógrafos que vayas a contratar. Se plantea casi como un mini rodaje cinematográfico. Y nada puede fallar. Un videógrafo tiene menor esperanza de vida!! jaja. La foto capta momentos. El buen vídeo ha de contar una historia de forma continua y con  sonido adecuado en su mayor parte. No es nada fácil si se quiere adoptar un punto de vista cinematográfico. Y nunca sale bien si no tienes experiencia y talento suficiente. Mis primeros vídeos de boda…tienen un trabajo e ilusión enorme, pero viéndolos hoy, cuántas cosas cambiaría!!. Y ya llevaba trabajando varios años como videógrafo. 

Posteriormente un buen fotógrafo retocará sus fotos una a una. Si él o ella son buenos, partirán de un archivo RAW que le permite hacer de todo y cambiar casi todos los aspectos creativos de vuestras fotos. Puede eliminar errores cometidos (lógicos, por las prisas) de exposición, encuadre, y otros y tú no notarás nada de nada, porque parte de un archivo RAW que conserva casi toda la info de cuando se tomó la foto.  En pocas jornadas habrá terminado con vuestra boda y el álbum. Hará un trabajo fabuloso porque puede jugar más con la luz, sólo necesita «instantáneas». Ya depende del profesional que elijáis.

Encontrar el videógrafo adecuado.

En vídeo, aún en 2022 y en adelante, encontrar un videógrafo en España con estilo, que cuente vuestra historia con imágenes limpias, iluminadas, encuadres con estilo,  y con los colores correctos, (no digamos ya acercarse al look cine) es una empresa más costosa. Dar sentido, belleza y ritmo a todo lo rodado, a la vez que mantener esas imágenes con look profesional le supondrá casi el doble de horas que al fotógrafo. En realidad acaba cuando quiera dar el trabajo por acabado, vuestra boda por finalizada. Sin contar además que ha de rodar el mismo día (para abaratar costes) bonitas imágenes de vuestra ciudad, del lugar de la celebración, integrar imágenes de Dron y que ayuden a crear la atmósfera de vuestro vídeo de boda. Y no he mencionado el SONIDO…..

¿Dónde están los sonidos de mi boda? ¿Debo conformarme sólo con imágenes y música de fondo?

Es precisamente en la calidad del sonido de lo que ocurra en tu boda, e incluso la ausencia o presencia del mismo lo que más te puede ayudar a saber si vas a pagar lo correcto por tu vídeo de boda. Lo más probable es que encuentres muchos trailers bonitos, con música que te guste e imágenes sugerentes…..pero ¿Dónde está la voz humana? ¿Se oye el ambiente que había al menos en algún momento?. Si contratas un vídeo así, estás renunciando a un tanto por ciento elevado de lo relevante que ocurra en tu boda. Sonorizar bien, y luego editar bien ese sonido y añadir efectos sonoros es caro, costoso y de nuevo se necesita a alguien que sepa hacerlo. Y si lo contratas, al menos que sea por un precio sensiblemente menor, pues ahí está una de las claves de horas trabajadas y resultado final.

He visto videos de compañeros con bonitas imágenes y a precios aparentemente mucho mejores que los de la competencia. ¿El secreto? Obviar el sonido. Realizar para una y otra boda similares montajes musicales cambiando los protagonistas. !Eso, claro, es más barato! Hay mucho menos trabajo de fondo. No hay que captar el sonido el día de la boda, no hay que editarlo (muchas horas de postproducción después). Si te vale, ahorraras dinero. Si te parece insuficiente deberás confiar en alguien que sí le de importancia a la voz, al sonido.

El valor de la cinematografía de bodas

Por eso encontrar verdaderos profesionales del vídeo de boda es «más caro» de lo que seguramente pensabas. Pero aún no tan costoso para novios como vosotros en comparación por ejemplo con la fotografía. La nueva cinematografía de bodas va paso a paso asentándose en España, pero mientras se equipara en demanda a la buena fotografía, aún no puede manejar precios más adecuados al trabajo creativo realizado (siempre teniendo en cuenta el punto de vista del videógrafo claro está!!!)

En realidad, el buen vídeo es o debería de ser entre un 50%-75% más caro que la buena fotografía. Y no por decirlo alegremente , es simplemente igualando simplemente el número de horas de postproducción que necesita el fotógrafo y el videógrafo. Para un buen vídeo (imágenes y sonido), el videógrafo necesitará muchas más horas delante de un ordenador que el fotógrafo. Por eso también entregamos normalmente el trabajo semanas después que el fotógrafo, le dedicamos mucho más tiempo a vuestra boda

  

El auge de los nuevos vídeos de bodas. Por qué todos los quieren.

Semana a semana, cuando entrego el largo y su trailer los novios me cuentan la emoción sentida al ver su vídeo de boda, lo orgullosos y felices que están de poseer ese recuerdo único a donde las fotos no llegan. Tengo la suerte de que por mi whatsapp se acumulan los emojis de los corazones en los ojos y palabras de agradecimiento. Se sienten poseedores de una joya audiovisual propia. Algo que adquiere un valor incalculable para ellos y su familia. Imaginad dentro de 20-30 años. O de 50! Como profesional es un orgullo aportar un granito de arena a la historia de vuestras vidas.

Pensad bien si queréis renunciar a tener vídeo en vuestra boda.

No habrá mejor ocasión. Las flores se marchitan, ese canapé de foie con caviar del pez más feo de Persia tarda segundos en llegar al estómago y luego se desvanece. Un buen vídeo, hará que vuestra boda se mantenga viva para siempre. Las fotos por supuesto lo consiguen en gran medida. Pero no llegan a donde llega el vídeo!!!

Olvidad los vídeos tradicionales que se ofrecían hasta 2010. Los podría haber rodado un cuñado espabilao o cualquiera prácticamente. Desde esa fecha junto a la evolución de las cámaras y los programas de edición, han surgido en España estupendos videógrafos de bodas, entre los que me quiero incluir que hacen vídeos muy diferentes. Somos profesionales capaces de crear una verdadera película de ese día tan importante. Y un videógrafo ha de ser experto no sólo rodando, sino contando historias en vídeo en la planificación y la edición, retocando clips, colores, look, sonido, efectos sonoros….

Cada uno con sus presupuestos, estilo y su público. Y de eso escribo a continuación, de cómo orientarse dentro de los presupuestos para vídeos de boda que recibirás.

Te dejo aquí alguno ejemplos rápidos de mi trabajo como videógrafo de bodas

 

Tabla de precios aproximados de un vídeo de boda

Factores que hacen variar el precio de los vídeos de bodas

  1. Los videógrafos que trabajan o se publicitan en  grandes ciudades  como Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia tienen más gastos 

    Hay competencia, lógicamente. Además de nuestras webs y el SEO local (ejemplo, pon en google «videos de bodas en Madrid»), en el cuál se invierte mucho dinero y recursos, tienes la opción de aparecer destacado en sitios de pago como bodas.net o zankyou.es. Puedes llegar a pagar 850-1500€ anuales en cada uno de estos portales. De hecho bodas.net, permite hasta 2022 publicitarse gratuitamente en una provincia, y  Zankyou sólo promociona a las empresas que pagan por ello (salvo excepciones como es mi caso, a los que ellos nos ofrecen aparecer gratuitamente). Los demás, por muy buenos profesionales que sean «no existen». Busca fuera de esos portales de bodas, igual te sorprendes y encuentras lo que verdaderamente quieres. 
     
    Además hay que mantener al día o potenciar las redes sociales (Instagram sobre todo, también Facebook), o crear campañas publicitarias de Google Ads.
    Ese gasto de publicidad ha de ser amortizado proporcionalmente en el precio final de tu vídeo de boda. ¡Lógicamente y como en todo negocio! Y es más caro donde más competencia hay, en grandes ciudades 
    En el caso de Videography Wedding Films, de momento, trato de hacer el SEO en google por mi cuenta, alguna campaña de Ads, pero eso sí,  eliminar la presencia de pago en portales especializados.  Porque  curiosamente según las puntuaciones de usuarios allí «somos todos 5 estrellas» de calidad, pero en realidad, eso no es así … La mejor forma de ver la calidad de un fotógrafo o un videógrafo es ver su trabajo y después hablar con él o ella. Las opiniones están bien! pero a diferencia de un restaurante, aquí puedes probar algo del menú (ver el trabajo) antes de reservar mesa.

  2. El número de horas destinado a la edición de vuestro vídeo y la postproducción es clave. 

    Todos los que trabajamos con vídeo hacemos cosas «parecidas» al rodar el día de vuestra boda (con más o menos acierto, esta es la primera clave). Pero para un videógrafo no es ese día lo que marca el precio final de vuestro vídeo de boda. Es la edición y la postproducción de las imágenes y el sonido (si es que te preocupaste de captarlo de forma profesional). Cuanto más tiempo dediques a editar mejor serán los resultados: look de color, efectos sonoros, edición de sonido, sentido narrativo, emoción, crear una historia!!.
    En esto no se puede engañar: el trabajo se nota siempre y cuando hayas sabido rodar con maestría. Para que un vídeo de boda quede perfecto hay que dedicarle muchas horas de trabajo. Sin creatividad, previsión, sonido, efectos sonoros, corrección de color, luminosidad y etalonaje no puede haber buenos resultados. Menos horas, resultados más amateurs. Poco o nulo sonido en los ejemplos de Trailers que ves, supone casi la mitad de trabajo que otro videógrafo que sí que lo haga. Con menos trabajo en postproducción todo es más económico y te podrán pasar «mejor precio». No hay varitas mágicas.
  3. ¿El videógrafo es profesional? ¿Paga impuestos? 

    Parece ser que hay mucha gente que «prueba», que no se da de alta en la Seguridad Social. No es necesario desarrollar este punto. Un videógrafo profesional ofrece garantías, seguro de accidentes laborales y paga impuestos. A ti, además te puede repercutir negativamente si contratas a alguien sin IVA.
      Multas, cada vez más habituales. Muchos salones de bodas, ya todos los mejores, exigen que tanto el fotógrafo como el videógrafo sean profesionales y tengan seguro de responsabilidad. 
  4. Los equipos del videógrafo son caros y tienen fecha de caducidad.

    Mejores cámaras y objetivos, mejores resultados. Por ejemplo en mis mochilas irían a vuestra boda, cámaras, objetivos, gimbal, micrófonos, trípodes e iluminación por valor de varios miles de euros.
    Con cámaras no profesionales, tu vídeo parecerá y será amateur. Y las cámaras tienen una vida limitada. El videógrafo debe considerar este punto al establecer sus precios. Los programas de edición de audio, vídeo tienen un coste. Y si quieres ofrecer resultados de última generación debes comprar las licencias.
    Un videógrafo lleva sliders, gimbals, iluminación, equipos de sonorización…..muchos más aparatejos que un fotógrafo por ejemplo. 
  5. Más de 1 videógrafo. Precio superior, mejores resultados.

    Para conseguir buenos resultados sobre todo en la grabación de la ceremonia, es casi obligatorio que haya 2 videógrafos. Al menos dos cámaras!!! para no perder detalle y hacer un vídeo dinámico.
      En la mayoría de las ocasiones yo uso 3 cámaras, top de calidad, operadas por mí mísmo y un videografo de apoyo. Se pueden cubrir 2 situaciones a la vez. Por ejemplo vuestra sesión de fotos después de la ceremonia y el principio del cóctel. 
  6. El apoyo de un Dron

    Que es magnífico para dar una perspectiva adicional de vuestra boda (e incluso sacar alguna foto para darle al fotógrafo y que la retoque).
      Suele hacerlo un operador externo, pues el videógrafo principal debería estar siempre cámara en mano y bien cerca de la acción. Los precios oscilan desde los 250-500€ dependiendo de la zona de España, y el valor que cada piloto da a su trabajo.

 

Finalmente ¿Cuánto cuesta un reportaje en vídeo de boda? ¿Qué voy a conseguir según mi presupuesto?

  1. Vídeos de boda de hasta 950€ (impuestos y desplazamientos no incluidos)

    Con este rango de precios te encontrarás con 2 tipos de vídeo. Por un lado, y cuanto menor sea el precio, el vídeo tradicional, el de toda la vida. Es decir, os grabarán y os veréis en vídeo. Seguramente con un look  amateur. Habrá música de fondo, sin sonido, o sin buen sonido en la mayor parte, estará todo editado rápido con más o menos tino……Pero no es posible ni factible económicamente para el videógrafo dedicar más tiempo, equipos y esfuerzo a vuestro vídeo de boda.
    Por otro lado es el precio de alguien que está empezando.  Todo el mundo necesita una oportunidad! Es un riesgo, claro. Pero ahí tienes la opción. Si el videógrafo se convierte con el tiempo en buen profesional, se dará cuenta que en uno/dos años habrá de multiplicar por 2 o por 3 sus honorarios para poder seguir trabajando y vivir.

    Este vídeo servirá para ilustrarte. En él el videógrafo americano WhoisMatt repasa cómo fue su primer vídeo de boda. Y la evolución lógica hasta poder hacer algo decente. Es decir, o bien se está empezando y te pueden dar un buen precio (no tendrás un vídeo «increíble») o bien el videógrafo tiene experiencia suficiente, y te da un producto poco trabajado, estándar y que le rente.
    Si lo que quieres es que tu vídeo de boda sea inolvidable, en este rango de precios será un milagro que lo consigas.
    Depende de vuestro presupuesto. Un vídeo de boda cinematográfico o de autor merece realmente la pena! Es preferible subir un escalón y abaratar por otro lado! Creerás que lo digo por ser videógrafo. Pero no sabes la cantidad de parejas entusiasmadas que por ejemplo en mi caso, se alegran de tener un vídeo increíble, hecho a medida que siempre estará en el patrimonio de su familia
  2. Vídeos de boda de 1000 a 1250€ (de nuevo sin impuestos)

    Una horquilla de precio mínimo profesional, que ya ofrece resultados aceptables-buenos si acertáis con el videógrafo y os gusta su estilo. Hay margen para una postproducción adecuada. Es la opción que a mi modo de ver contrata el grueso de parejas que se casan en España y a la que debéis intentar llegar mínimo, si queréis un recuerdo a la altura de lo que celebráis.
    Es el mismo precio que ofrecen buenos fotógrafos en sus paquetes más básicos. Y aunque el vídeo es más costoso en tiempo y recursos que la fotografía, sin duda ya podéis contar con recibir un vídeo decente. Videógrafos que se publicitan en grandes ciudades, tendrán difícil ofertarte estos precios, eso sí, por lo que os comenté más arriba.
  3. Vídeos de boda de 1300 a 1800 € (impuestos no incluidos)

    Aquí aparecen los videógrafos profesionales, buenos, los que tienen estilo propio y darán vida a vuestro vídeo de boda. Los que saben hacer de tu reportaje de boda una película inolvidable de la que sentir orgullo. Un precio habitual de buenos profesionales.
    Una tarifa más o menos elevada dependerá ya de el valor que cada videógrafo a nivel particular otorgue a su trabajo, el despliegue de medios que realice en vuestra boda, y además  los costes publicitarios/equipos/desplazamientos que deba amortizar. Contratas un valor seguro. Alguien que ha estado tiempo mucho tiempo preparándose para ser un gran videógrafo y para rodar el vídeo de boda que os merecéis. En cuanto lo veáis, seguramente os enamoréis de vuestro vídeo y pasará a ser una de las propiedades más preciadas de vuestro recién iniciado matrimonio
  4. Videos de boda de 2000€ en adelante.

    Este rango de precios, difuso y al alcance de unos pocos, que puede llegar hasta los 10.000€ o 12.000€ incluso, está reservado a aquellos videógrafos con suficiente experiencia, talento y por qué no decirlo, marketing y suerte, que pueden cobrar esas cantidades en base al valor que otorgan a su trabajo. Puede que no haya diferencia de calidad con videógrafos del escalón anterior, es más, no la hay en la mayoría de los casos. Pero lo que está claro es que cuanto menos restricciones presupuestarias se tengan más y mejores cosas se pueden hacer (dron, iluminación).
      Es habitual que se desplacen al lugar de la boda días antes. Que obtengan maravillosas imágenes del lugar de tu celebración,  que esta libertad les permita llevar tu vídeo de boda a otro nivel. Si puedes permitírtelo….¿Por qué no? Se me ocurre citar el maravilloso trabajo pionero de Santi Veiga hace años, como ejemplo de vídeos de boda bien hechos, muy talentosos y con la libertad presupuestaria y medios adecuados para poder lograrlo. 

 

Y acerca de mi trabajo: Luis Moraleda Videography – Wedding Films, ¿cuánto cuestan mis  vídeos de boda?

Lo primero que debes saber es que soy un videógrafo viajero. Afortunadamente en muchas ocasiones, puedo «escoger» destinos. Y los gastos de desplazamiento son mínimos o nulos en gran parte de la península. Como os decía más arriba, el precio lo marca principalmente la edición y postproducción del vídeo. Esa es mi filosofía, viajar y disfrutar con vosotros el viaje y de vuestra boda. Lo creo necesario para realizar un trabajo creativo y mantener la atención a todos los detalles. No suelo repetir destino dos semanas seguidas.

He hecho vídeos de bodas en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Toledo, Marbella, Salamanca, Segovia, Burgos, Cuenca, Jaén, Navarra, Córdoba y un largo etcétera. Y quiero que así siga siendo. No temas pedirme presupuesto, te cases donde te cases, worldwide!

Si te gusta lo que hago, tan sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros y contarnos todo lo que te parezca relevante de tu boda. Te pasaremos un presupuesto personalizado normalmente antes de 24 h. o escríbeme Whatsapp al +34 696 45 77 40

     

     

    2 Comments
    • Álvaro García
      Posted at 16:53h, 22 junio Responder

      Usar la palabra videógrafo para nombrar al operador de cámara ya denota que muy profesional no es. En todo lo demás estoy bastante de acuerdo.

      • Luis Moraleda Pecharromán
        Posted at 19:22h, 05 agosto Responder

        Hola Álvaro,

        Es común hoy en día el término videógrafo para aquel operador de cámara que además controla procesos de preproducción, edición y postproducción. Es decir, que hace todo el proceso. Sin contar con que suele operar con equipos propios. Un operador de cámara es algo más específico y untual que lo que hoy se entiende por videógrafo (y cuyo uso se ha extendido por todo el mundo)

    Post A Comment